15 de mayo de 2017

Lugar de observación y magnitudes límite. Primeras mediciones.

En estos días he estado haciendo mediciones en el lugar donde observaré más frecuentemente (una ventana), con el objetivo de saber qué zonas del cielo podré ver, y los objetos más débiles que seré capaz de localizar.

Estas han sido las conclusiones:

- Campo de visión: Aproximadamente 100º de ancho y 20º de alto. El resto queda tapado por edificios.
- Magnitud límite. A simple vista: 4.5. Con prismáticos: 8. Esto es aproximado. Me he dado cuenta que mientras más cerca del cenit, más oscuro el cielo y por tanto más débiles son las estrellas que se ven. También hay menos turbulencias.
- La Luna, Júpiter, Venus y Saturno: Visible durante un periodo de 45 minutos. Después se ocultan tras unos edificios. He comprobado que es más que suficiente para hacer bocetos y tomar notas.
He podido ver el disco de Júpiter, su color crema anaranjado y el cambio de posición de las cuatro lunas galileanas a lo largo de varios días. También intuir el disco de Venus y a Saturno como un ovoide.
- Fotografía: He comprobado que se pueden hacer fotografías de La Luna y de estrellas acoplando la cámara digital compacta a uno de los oculares. Conseguí una imagen de Mizar y Alcor, así que supongo que podré captar parte de los cúmulos y estrellas dobles más brillantes. Para que no aparezca la imagen movida resulta imprescindible un adaptador para el trípode. Próximamente probaré con un modelo que he diseñado en madera.

En todo caso, fijando los prismáticos sobre un trípode se aprecian más detalles porque la imagen se estabiliza. Esto se nota sobre todo en observaciones lunares: con trípode aparecen pequeñas zonas que antes no podían verse por culpa de las vibraciones. No es tan importante en observaciones de objetos débiles, pero facilita mucho la tarea de tomar notas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario